Si bien la amenaza de aborto se caracteriza por la presencia de sangrado vaginal que puede aparecer durante las primeras 20 semanas de gestación, este no es el único signo que nos alerta acerca de que algo puede ir mal.

El dolor en el vientre es otro síntoma atípico en el desarrollo de un embarazo saludable, por lo tanto, experimentar este dolor debe ponerte en alerta acerca de una posible amenaza de aborto.

No debes interpretarlo como un síntoma del embarazo, si bien es cierto que en los momentos más precoces del embarazo puede notarse cierta molestia en la zona baja del vientre similar a cuando falta poco para la bajada de la menstruación.  Si lo que sientes es dolor abdominal, debes acudir lo antes posible al médico para que te realice una valoración y determine si existe o no amenaza de aborto.

¿Pero cómo es el dolor en el vientre característico de una amenaza de aborto? El más claro síntoma de una amenaza de aborto es cuando el dolor de vientre se produce en forma de cólico, es decir, se trata de un dolor muy intenso que puede acompañarse de retortijones, sudores y vómitos.  Si aparece un dolor abdominal en forma de cólico como un síntoma de amenaza de aborto, lo habitual es que se acompañe de sangrado vaginal, de lo contrario, podríamos estar ante otro problema de salud.

En ocasiones, el dolor de vientre que acompaña a una amenaza de aborto no es tan severo, pudiéndose llegar a sentir de forma leve a moderada, situado bajo el estómago o en el bajo vientre.

¿Quieres vivir la maternidad de forma natural, entendiendo y disfrutando de cada momento? 

*Respeto a la madre, cuidado al bebé.

Otro caso característico en la sintomatología de la amenaza de aborto es cuando el dolor en el vientre irradia hacia la espalda, pudiéndose llegar también a experimentarse dolor en la zona lumbar.

Especialmente en la primera etapa del embarazo, el dolor de vientre es un síntoma que puede indicarte que algo no va bien, es importante que le prestes atención y acudas al médico lo antes posible.  

¿Tienes dudas que nadie te está respondiendo? ¿Buscas una segunda opinión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba