El aborto espontáneo durante el primer trimestre del embarazo afecta aproximadamente al 15% de las gestaciones, aunque es más frecuente que aparezca durante las primeras 9 semanas de embarazo. Es importante reconocer cómo se vivencia una amenaza de aborto en las primeras semanas de gestación para hacer todo lo posible por la viabilidad del embarazo.

¿Cómo es una amenaza de aborto a las 3 semanas?

En la semana 3 de embarazo aún no existe ninguna identificación ecográfica del saco ovular, por lo que la amenaza de aborto se produciría antes de la llegada del próximo ciclo menstrual. En este caso la amenaza de aborto puede detectarse por un sangrado prematuro que no coincidiría con la fecha esperada para tu menstruación.

Otro posible signo de amenaza de aborto a las 3 semanas son los dolores abdominales similares a los que se viven de forma previa a la menstruación, pero nuevamente, no coincidiría con la previsión de tu ciclo menstrual.

Vale la pena aclarar que en ocasiones la amenaza de aborto también puede ser asintomática.

¿Cómo es una amenaza de aborto a las 4 semanas?

En la cuarta semana de embarazo seguimos en una etapa muy precoz, generalmente hablamos de las primeras semanas tras los últimos días de menstruación, por lo que la amenaza de aborto se percibirá generalmente con un sangrado de color rojo que no cuadra con la fecha que se tenía prevista para la próxima menstruación.

¿Quieres vivir la maternidad de forma natural, entendiendo y disfrutando de cada momento? 

*Respeto a la madre, cuidado al bebé.

Otra forma sencilla de explicar esta amenaza de aborto sería hablar de un sangrado vaginal entre un ciclo menstrual y otro.

¿Cómo es una amenaza de aborto a las 5 semanas?

En la quinta semana de embarazo ya tendrás una sospecha firme de tu gestación y es posible que te hayas hecho un test de embarazo y hayas podido confirmar ya tu estado.

Ante esta situación podrás estar más alerta ante los síntomas propios de la amenaza de aborto: sangrado vaginal que puede ser indoloro o bien acompañarse de un ligero dolor bajo el vientre y posible dolor lumbar.

¿Cómo es una amenaza de aborto a las 6 semanas?

Al final de la sexta semana de embarazo el feto tiene una longitud de aproximadamente 12 milímetros, y si bien en el caso de cumplirse el peor pronóstico estaríamos hablando de un aborto precoz, lo cierto es que la amenaza de aborto debería acompañarse de su síntoma principal: el sangrado vaginal, aunque este puede ser de mayor o menor cantidad.

El sangrado vaginal puede acompañarse de dolor lumbar y abdominal, el cual puede ir desde un grado moderado hasta manifestarse como un cólico.

¿Cómo es una amenaza de aborto a las 7 semanas?

Si bien en la semana 7 del embarazo una amenaza de aborto debería venir acompañada de todos los síntomas que he mencionado anteriormente, lo cierto es que para algunas mujeres el mal pronóstico de su embarazo podría pasar desapercibido. De ahí la importancia de los controles ginecológicos.

Una amenaza de aborto a las 7 semanas puede acompañarse de un sangrado vaginal más abundante, con expulsión de coágulos y dolor abdominal significativo.

¿Tienes dudas que nadie te está respondiendo? ¿Buscas una segunda opinión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba