Este tema os preocupa a muchas de vosotras, así que lo primero que debéis saber es que las relaciones sexuales no causan abortos espontáneos. Lo segundo que me gustaría aclarar es que en el caso de que se haya diagnosticado una amenaza de aborto sí se deben evitar las relaciones sexuales, pero únicamente en este supuesto.

Si tienes ganas de saber más, a continuación trato de responder a las dudas más frecuentes.

¿Está bien mantener relaciones sexuales durante el embarazo?

Está bien mantener relaciones sexuales siempre que a ti te apetezca y no exista riesgo para tu salud emocional o física.

No obstante, el tema de las relaciones sexuales durante el embarazo sigue siendo un tabú, como si escondiera alguna intención maliciosa o fuera algo impropio de una mujer embarazada, nada más lejos de la realidad, mantener relaciones sexuales es algo natural, instintivo y placentero.

Si te apetece no te preocupes, está bien mantener relaciones sexuales durante el embarazo y no es dañino para el bebé siempre que no haya amenaza de aborto.

¿Quieres vivir la maternidad de forma natural, entendiendo y disfrutando de cada momento? 

*Respeto a la madre, cuidado al bebé.

Mujeres que no quieren tener relaciones sexuales durante el embarazo: motivos

Durante el embarazo la frecuencia con la que se practican relaciones sexuales puede disminuir o incluso desaparecer. Cada mujer puede tener sus propios motivos, pero a continuación te muestro el listado de aquellos que suelen ser más frecuentes:

  • Síntomas propios del embarazo como el cansancio o las náuseas.
  • Fluctuaciones hormonales que pueden afectar a la libido.
  • Percepción corporal negativa: la mujer embarazada valora negativamente cómo está cambiando su cuerpo durante la gestación.
  • Miedo a dañar al bebé durante la penetración.
  • Miedo a las percepciones distintas que pueda notar el bebé durante las relaciones sexuales con penetración.

¿Las relaciones sexuales durante el embarazo pueden provocar un aborto espontáneo?

No, en un embarazo que transcurre con normalidad las relaciones sexuales no provocan abortos espontáneos. El cuello de tu útero está cerrado y recubierto de una membrana mucosa que protege a tu bebé.

Sí es cierto que durante las relaciones sexuales las sensaciones que percibe tu bebé son distintas, pero no por ello negativas, el balanceo pélvico le resulta placentero, además, también disfrutará de un mayor aporte de oxígeno.

Pero si nos encontramos con un sangrado vaginal durante las primeras 20 semanas de embarazo y se diagnostica una amenaza de aborto la historia cambia completamente. En este caso sí se deben evitar las relaciones sexuales pues sí podrían derivar en un aborto espontáneo. Del mismo modo que se deben evitar los esfuerzos pues podrían acarrear el mismo resultado.

Ante una amenaza de aborto el sexo debe evitarse y es imprescindible realizar reposo absoluto.

Obviamente, si hay una situación de placenta previa, pérdida de líquido amniótico, antecedentes de parto prematuro o problemas con el cuello uterino, la matrona o el ginecólogo puede recomendar también que se eviten las relaciones sexuales.

¿Se puede hacer sexo oral durante el embarazo?

Sin ningún problema, puedes practicarle sexo oral a tu pareja si te apetece y tu pareja puede también practicarte sexo oral a ti.

La única recomendación a tener en cuenta es que cuando se le practica sexo oral a la mujer embarazada es mejor centrarse en el clítoris para reducir el riesgo de que se introduzca el aire en la vagina. Médicamente sería extraño que pasara, pero sí existiría una remota posibilidad de que al introducirse aire en la vagina una burbuja de aire bloqueara un vaso sanguíneo; esto se conoce como embolia gaseosa y puede ser peligroso para la madre y para el bebé.

¿Cuáles son las mejores posiciones sexuales durante el embarazo?

Si la comunicación en el sexo siempre es de gran importancia, lo es aún más durante el embarazo, por lo que te animo a que hables con tu pareja sobre tus miedos, tus inseguridades y los cambios que podáis necesitar en la intimidad. Quizás este sea el momento de experimentar otras formas de relaciones sexuales y otras maneras de despertar el erotismo.

Las mejores posiciones sexuales son aquellas en las que te sientas más cómoda, donde puedas controlar la profundidad de la penetración así como la velocidad. Esto se puede conseguir con más de una postura:

  • La postura de la cuchara, donde la mujer se tumba de lado y su pareja se coloca detrás de ella.
  • La postura andrómaca, donde es la embarazada la que se sitúa encima de su pareja.
  • La postura del misionero, si bien es la postura más clásica, también te permite tener control sobre la penetración, todo es cuestión de una buena comunicación.

Si tu embarazo se desarrolla de forma saludable y te apetece tener relaciones sexuales, te invito a deshacerte de los mitos y los tabús y a disfrutar también del sexo en esta etapa tan especial de tu vida.

¿Tienes dudas que nadie te está respondiendo? ¿Buscas una segunda opinión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba